CAPAZ | “El hombre que supo escuchar”: revista homenaje a Alfredo Molano Bravo
29974
post-template-default,single,single-post,postid-29974,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.5.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

“El hombre que supo escuchar”: revista homenaje a Alfredo Molano Bravo

“El hombre que supo escuchar”: revista homenaje a Alfredo Molano Bravo

Portada revista homenaje a Alfredo Molano Bravo

 

El Instituto Colombo-Alemán para la Paz – CAPAZ se complace en presentar la revista homenaje a Alfredo Molano Bravo (1944-2019), historiador, sociólogo y periodista colombiano.

La revista es una publicación de Arcadia, en colaboración con el Instituto CAPAZ, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLiP), la Liga Contra el Silencio, la fundación Friedrich-Ebert-Stiftung en Colombia (FESCOL), la Universidad de Antioquia y Penguin Random House Grupo Editorial.

“El hombre que supo escuchar” es una edición especial que reúne textos del propio Alfredo Molano Bravo, su hijo Alfredo Molano Jimeno (periodista e historiador) y Rodrigo Pardo (director editorial de revista Semana). Este último reconoce tres facetas de Alfredo Molano Bravo: «en la obra de Molano, que es extensa, pueden reconocerse tres autores -el historiador, el sociólogo y el periodista».  Pero aún más importante es el reconocimiento que hace Pardo de su legado: «A Molano lo fascinó siempre la historia del ‘otro’ país: el campo, los campesinos e, inevitablemente, la violencia».

En este homenaje, Jeanneth Valdivieso (La Liga Contra el Silencio) presenta el testimonio de la lideresa campesina Marcela Rosero, quien conoció a Alfredo Molano y trabajó con él en 2018 en el sur del departamento del Cauca. Rosero se refiere a Molano como un cómplice, interesado por conocer profundamente y seguir de cerca lo que sucede realmente en las zonas rurales de este departamento. «Se ve el macizo como algo idílico, pero se desconocen los conflictos que ahí se viven. Alfredo contó esos conflictos». Dice que no ha habido alguien más comprometido con el campesinado y con contar sus historias y realidades – las reales – que el fallecido Molano.

De su trabajo en la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad (CEV) da cuenta la Comisionada Marta Ruiz. Destaca la labor de Molano desde la CEV en dos aspectos: su capacidad de escucha y su visión del verdadero sentido del trabajo de la Comisión. «Aprendimos de él que la escucha es el primer acto de significación del otro». Y añade: «Alfredo temía que los cantos de sirena de la corrección política, de la vanidad intelectual o de la contemporización con el poder desviaran a la Comisión en este único viaje hacia un relato que haga justicia y repare el dolor vivido en Colombia».

Finalmente, las contribuciones de periodistas, docentes, editoras y editores como Ginna Morelo, Mario Jursich y Patricia Nieto hacen de esta publicación un testimonio íntimo e histórico de quien fuera el caminante eterno de Colombia. A Alfredo Molano Bravo, gracias. A ustedes, una lectura más que recomendada.

Revista homenaje “El hombre que sabía escuchar” (PDF, en español)

(Texto: Claudia Maya)